Hookup, Find Sex or Meet Someone Hot Now
My Blog
 
Welcome to my blog!
Keywords | Title View | Refer to a Friend |
Musa
Posted:Jun 9, 2014 9:47 pm
Last Updated:Oct 23, 2014 4:51 pm
2745 Views

Me dibujabas. Horas antes había llegado a tu estudio. Cuando abriste la puerta me miraste brevemente para después, de espaldas, ordenarme que me desnudara.
Yo, insegura, obedecí. Dejé caer mi vestido y me quedé ahí parada sin saber que hacer, incómoda ante la conciencia de mi cuerpo frente a tus ojos, busqué consuelo en tu mirada, pero tú, concentrado en mis partes, ya te habías olvidado de mí.
Con un papel y un lápiz en tus manos te acercaste demasiado, clavaste tus ojos en mi cuerpo y me recorriste como a naturaleza muerta.
El lápiz comenzó a suspirar en el papel. Tus dedos lo deslizaban veloces, tus ojos brincaban del papel a mi cuerpo, un torbellino pronto tomó forma de mujer.
No pude evitar estremecerme, el calor de tu respiración tocaba mi cuerpo, tus trazos se convertían en caricias lejanas que me recorrían sin tocarme.
Me estabas inventando, de nuevo. Trasladándome de una realidad a otra, convirtiendo mi carne en voluptuosidad de grafito, en blanco y negro cálido, sensual.
Una versión de mí profanada por tu mirada, masacrada con el lápiz. Mi pelo adquiría en la inmovilidad del grafito una libertad volátil y mi expresión sublime escondía mis más sucios pensamientos.
-¿Me deseas?- La respuesta nunca llegó. Pero tampoco se formuló la pregunta. -Me entregaría a ti- Tú preferiste seguir hundiendo el lápiz en esa copia que de mí hacías. -Te dejaría hundirte en mí- Si no hubieras estado tan embelesado en tu creación - ¡Sólo pídelo!¡Pídelo!- Pero tú insistías en seguirme manoseando en el papel -¿Acaso intuyes que esos labios vaginales que delineas están a punto de escurrir por tu deseo?- Sólo me dedicabas miradas mutilantes - ¿Sientes mis pezones erguidos apuntando a tus dedos?- Tú en el papel les apoyabas la punta del lápiz para subirles el tono. -¿Sabes que el brillo de mis ojos te refleja poseyéndome?
Como si hubieras adivinado mis pensamientos, dejaste caer el lápiz; Una mirada de deseo encendió tu cara, tomaste el papel con las dos manos y lo alzaste con veneración. Tus labios se movían pronunciando repetidamente sin voz la palabra hermosa, no me volviste a mirar.
Observé el papel, era perfecta, los celos me invadieron, quería ser ella. Aunque eso implicara quedarme aprisionada en el papel para siempre. Todo con tal de ser merecedora de tu mirada, todo con tal de sentirme empapada por tu deseo. Ese deseo que la hacía inmortal. Yo moriré, mientras ella, atemporal, se convertía en el deseo de todos los hombres.
Vístete, te escuché decir desde muy lejos, obedecí en silencio, aceptando mi destino. Tú ya no estabas ahí, podía imaginarte en alguno de esos mundos que creabas, como un dios sensual, haciéndole el amor a esa Eva que de tu lápiz, a mi imagen y semejanza, había salido.
4 Comments
Musa
Posted:Jun 9, 2014 9:46 pm
Last Updated:Sep 23, 2020 6:59 am
2477 Views

Me dibujabas. Horas antes había llegado a tu estudio. Cuando abriste la puerta me miraste brevemente para después, de espaldas, ordenarme que me desnudara.
Yo, insegura, obedecí. Dejé caer mi vestido y me quedé ahí parada sin saber que hacer, incómoda ante la conciencia de mi cuerpo frente a tus ojos, busqué consuelo en tu mirada, pero tú, concentrado en mis partes, ya te habías olvidado de mí.
Con un papel y un lápiz en tus manos te acercaste demasiado, clavaste tus ojos en mi cuerpo y me recorriste como a naturaleza muerta.
El lápiz comenzó a suspirar en el papel. Tus dedos lo deslizaban veloces, tus ojos brincaban del papel a mi cuerpo, un torbellino pronto tomó forma de mujer.
No pude evitar estremecerme, el calor de tu respiración tocaba mi cuerpo, tus trazos se convertían en caricias lejanas que me recorrían sin tocarme.
Me estabas inventando, de nuevo. Trasladándome de una realidad a otra, convirtiendo mi carne en voluptuosidad de grafito, en blanco y negro cálido, sensual.
Una versión de mí profanada por tu mirada, masacrada con el lápiz. Mi pelo adquiría en la inmovilidad del grafito una libertad volátil y mi expresión sublime escondía mis más sucios pensamientos.
-¿Me deseas?- La respuesta nunca llegó. Pero tampoco se formuló la pregunta. -Me entregaría a ti- Tú preferiste seguir hundiendo el lápiz en esa copia que de mí hacías. -Te dejaría hundirte en mí- Si no hubieras estado tan embelesado en tu creación - ¡Sólo pídelo!¡Pídelo!- Pero tú insistías en seguirme manoseando en el papel -¿Acaso intuyes que esos labios vaginales que delineas están a punto de escurrir por tu deseo?- Sólo me dedicabas miradas mutilantes - ¿Sientes mis pezones erguidos apuntando a tus dedos?- Tú en el papel les apoyabas la punta del lápiz para subirles el tono. -¿Sabes que el brillo de mis ojos te refleja poseyéndome?
Como si hubieras adivinado mis pensamientos, dejaste caer el lápiz; Una mirada de deseo encendió tu cara, tomaste el papel con las dos manos y lo alzaste con veneración. Tus labios se movían pronunciando repetidamente sin voz la palabra hermosa, no me volviste a mirar.
Observé el papel, era perfecta, los celos me invadieron, quería ser ella. Aunque eso implicara quedarme aprisionada en el papel para siempre. Todo con tal de ser merecedora de tu mirada, todo con tal de sentirme empapada por tu deseo. Ese deseo que la hacía inmortal. Yo moriré, mientras ella, atemporal, se convertía en el deseo de todos los hombres.
Vístete, te escuché decir desde muy lejos, obedecí en silencio, aceptando mi destino. Tú ya no estabas ahí, podía imaginarte en alguno de esos mundos que creabas, como un dios sensual, haciéndole el amor a esa Eva que de tu lápiz, a mi imagen y semejanza, había salido.
0 Comments
Principe azul
Posted:May 11, 2012 11:13 pm
Last Updated:Jun 9, 2014 9:35 pm
4445 Views

Me observa. Mi lugar siempre es el mismo, soy su bella durmiente y mi sueño sólo adquiere significado ante sus ojos, sabe que nunca despertaré y sin embargo se aferra a la vana esperanza de que lo haga.
Mientras tanto me atesora. En algún momento decidió sacarme del tiempo para depositarme cuidadosamente en este lugar, se aseguró de rodearme de todas las comodidades, aunque sabe que nunca podré disfrutarlas. Me construyó un altar y arriba colocó un cuarto de princesa, que más que un aposento se trata de un marco a mi belleza inerte e inalcanzable.
Así fue el acuerdo tácito de nuestra relación, él me contempla y yo duermo, esperando, si esperara, esa visita diaria. No me toca, pero sus ojos calientan mi cuerpo y lo hacen sensual. Observa mi desnudez, me hace el amor con la mirada, me penetra y goza de mi virginidad una y otra vez.
Yo, ingenua ante el placer que provoco, me dedico a dormir. He perfeccionado la técnica con el tiempo. Mis ojos eternamente cerrados me acercan a lo sublime, mientras que mi respiración suave, pausada, como jadeos que encierra los placeres de este mundo.
Mi cuerpo, inmune ante la vergüenza, exhibe su desnudez, para mí no es más que la envoltura que guarda mis sueños y aún así es perfecto para la vida, aunque sólo esté destinado a representar, una y otra vez, esta danza inmóvil que despierta su deseo.
Mis pechos necesitan de su mirada para dejar de ser esa masa informe y convertirse en erguidos montes voluptuosos.
Mis labios vaginales se rozan, dándole a mi sexo esa expresión infantil, entre ellos la grieta muestra una flexibilidad que no se pondrá a prueba y mi clítoris se asoma tímidamente, dispuesto para una primera vez que nunca sucederá, ingenuo, desconoce los orgasmos que guarda y duerme, igual que yo.
Me he convertido en su religión, ha rodeado mi presencia de ritos que repite día con día, cubre su cuerpo con una túnica blanca debajo de la cual, en cada visita, su sexo se hincha y, como flecha que no llega, se limita a señalarme. Guarda silencio cuando está a mi lado y se mueve con cautela, actúa como si mi sueño fuera ligero, a pesar de que sabe que no existe ruido capaz de perturbarme.
Sólo un beso me despertaría de inmediato, pero nunca lo hará, imposible tener una bella durmiente despierta, el fin de mi sueño me convertiría en una mujer cualquiera y a él lo privaría del placer de recrearme, de adivinar el sonido de mis gemidos al ser penetrada, además implicaría renunciar a la ilusión de esperar mi despertar ¡No! ¡No se contentaría con un simple “y vivieron felices para siempre”! ¡No renunciaría al éxtasis de la fantasía por unos minutos de placer! Con un ascetismo perfecto, se contiene.
Hoy ha vacilado por primera vez, desde que llegó una inquietud inusual perturba su inmensa paciencia para la contemplación, estira una mano para tocarme y a centímetros de hacerlo la retira violentamente, como si hubiera tocado fuego. Su sexo, más erecto que nunca, me apunta amenazante, como si se hubiera emancipado de su dueño y estuviera sin control, él lo descubre ante mi presencia por primera vez y con lágrimas en los ojos lo masturba, como el jinete acaricia a su caballo tratando de apaciguar su nerviosismo. Se masturba y llora, pareciera que se estuviera flagelando, éxtasis y angustia se confunden en una mueca extraña, sus intentos inútiles, sabe que de seguir así mi integridad se vería ultrajada en cualquier momento.
Sin dejar de masturbarse, toma con la otra mano mis largos cabellos que cuelgan a un lado de la cama, pero no trepa para llegar a mí, lo que hace es rodear su cabeza en mi pelo como si fuera una soga, sin pensarlo se deja caer, convirtiendo mis rubios cabellos en una horca mortal, su respiración acelerada se interrumpe, eyacula.
Yo, ingenua asesina, duermo lejana, sin sospechar que, colgando de mi pelo, asfixiado y sin vida, se balancea mi príncipe azul, completamente azul.
6 Comments
Amantes
Posted:Mar 16, 2012 7:19 am
Last Updated:Jun 9, 2014 9:37 pm
4337 Views

Estoy descubriendo una forma distinta de amor, pero no ese amor obsoleto que nos vende el romanticismo, ese lleno de reglas y regulaciones sociales, no es ese amor que no contento con su hoy se proyecta a futuro, un futuro ideal que no existe, que no existirá.
Este amor es tan puro y etéreo que, como el nombre de D-os, es innombrable, “El amor que no se atreve a preguntar su nombre” diría Wild y sin embargo es tan real y tangible que no necesita más que el tiempo presente.
Amantes se les llama a los que profesan esta religión, su practica consiste en una promesa constante de fidelida, oiste bien, los amantes somos fieles a nosotroso mismos, a nuestro deseo y a la búsqueda de nuestra felicidad, estamos comprometidos a vivir la vida con nuestro s cinco sentidos y con todo nuestro ser, es un trato con el otro que no se firma en un papel, se sella en los cuerpos, con olores, sabores, sensaciones con un compromiso constante de presente, un trato que se cumple por el placer de hacerlo, en donde el deseo del otro se convierte en el nuestro y el amor se desnuda de toda moral convirtiéndose en solo eso, amor en su estado más puro, amor desinhibido.
Los amantes revolucionarios que se entregan a luchar por el derecho al placer y la satisfacción, en su búsqueda se atreven a profanar todo lo establecido, a burlar las reglas sociales, a ir en contra de lo acostumbrado, esos transgresores de reglas que aprenden a obedecerse a sí mismos, sordos ante la voz colectiva, aprenden a escuchar sus cuerpos y sus almas.
Estos exiliados de la sociedad, estigmatizados por los envidiosos, por los incapaces de sentir, por los reprimidos, por la sociedad controladora, realmente los que practican el amor como realmente debe de ser, sin ataduras, sin cárceles, como niños sólo requieren de la entrega y el cariño del otro, todo lo que importa es ser y hacer feliz al otro, haciendo del espacio juntos el locus amenus, de las palabras pronunciadas poemas inolvidables, buscando la exaltación de los sentidos para introyectar e inmortalizar al amante, dejan su mundo afuera y crean un espacio alternativo en el que sólo existen ellos fundidos en ese abrazo perfecto y eterno.
estos amores los que nos dan certeza de vida y aunque suceden en un tiempo suspendido, secretamente el motor de nuestra otra realidad, la fuerza para seguir adelante, el cobijo de una cama fría, e incluso el sol de un día de lluvia.
Sus ritos suceden en lugares escondidos, en ellos se entregan a la tarea de eternizar el instante por medio de juegos que buscan provocar la pasión máxima en el otro, siempre novedosos, cambiantes.
Ya solos explotan en caricias y besos contenidos, se observan llenos de deseo, beben sedientos los fluidos del otros, se tocan como queriendo liberar al otro de su piel y hacerlo volar. Recorren sus cuerpos con los dedos como queriendo memorizarlos y trazan un mapa interno que les sirva de consuelo en las noches de soledad.

Sus rezos no están hechos de elocuentes palabras, si no de gemidos primitivos, murmullos a medias escuchados, gritos ahogados, palabras entrecortadas por la agitada respiración, danzas innovadoras y completamente sincronizadas, todo en busca de ese momento perfecto, en el que todo es posible, en esa muerte pequeña en la que se tiene la certeza de estar vivo.
Esta búsqueda no tiene nada de individual, los amantes nos abocamos a entregar al otro el máximo placer, de entregarle lo mejor de nosotros y para hacerlo les regalamos cuerpo y alma, pues se trata más bien de la exploración del placer del otro, los amantes nos buscamos en el otro y mientras sentimos su vitalidad en nosotros, descubrimos la propia, nos hallamos reflejados en sus ojos extraviados de placer, nos encontramos en sus caricias que tienen la magia de reinventar nuestro cuerpo.
Mientras nos amamos se cruzan nuestras miradas que dicen ¡está sucediendo! Aquí, ahora, somos cómplices, transgresores y sin embargo felices compartiendo este delicioso secreto.
Nos divertimos inventando ficciones para encontrar esos espacios juntos. Es esa certeza de complicidad, de estar haciendo algo prohibido, lo que le dan potencia a estos amores, es increíble lo excitante que puede ser esconderse para amar en secreto, ante el peligro de ser descubiertos. De aprovechar los breves espacios que se tienen juntos para amarse desesperada y profundamente, para hacerlos inmensos.
De saborear ese cuerpo tan deseado en su ausencia, tan soñado en las noches solitarias, tan fantaseado en la soledad, de convencerse que existe esa persona capas de provocarnos sensaciones que no de este mundo.
Pero no todo es gozo, los amantes sufrimos la espera del próximo encuentro y la angustia de pensar que podría ser el último, sabemos que entre más arriba lleguemos, más fuerte será la inevitable caída y sin embargo subimos, negándonos a vivir una vida tibia para evitar heladas extremas, habidos de vivir en el límite y subir por los barandales. dos corazones latiendo a distancia pero siempre sincronizados, buscando espacios de encuentro, escribiendo cartas ardientes.
Mientras la tierra sigue su cansado paso, mientras la monotonìa oscurece el ambiente, los amantes, escondidos en recónditos rincones prenden su fuego prohibido para disfrutar de la belleza casi olvidada.
0 Comments
Habitación de Hotel
Posted:Feb 17, 2012 9:46 pm
Last Updated:Jun 9, 2014 9:40 pm
4494 Views

Entró la señorita que limpia los cuartos ¡6 de la tarde y los inquilinos apenas habían desalojado la habitación! no habían salido ni a desayunar, ni a comer y cada vez que tocaba la puerta se alternaba una voz de hombre y de mujer pidiéndole que no moleste, otras veces sólo se acercaba a la puerta y escuchaba jadeos, gritos que le hacían decidir que no debía ni siquiera tocar.
Abrió con la llave maestra, al poner un pie adentro de la habitación no le quedó duda, los olores la acabaron de convencer que ahí había sucedido algo especial.
Sexo, pero no cualquier tipo, intenso, entregado y pasional, ¡seguro que no eran esposos! Pensó. Ahora a ella le tocaba borrar todos los indicios y dejar el cuarto como si ahí no hubiera sucedido nada.
Pero era imposible, lo que ahí había pasado había marcado aquella habitación para siempre, una pareja había sellado sus cuerpos para siempre y aunque después se separarían para regresar a sus vidas y sus rutinas, se llevaban consigo sus sabores y olores, su cuerpos al ser tocados no serían jamás los mismos ¡Cómo olvidar instantes eternizados! ¡Cómo borrar orgasmos inesperados!
Todo estaba perfectamente planeado, dejarían lo sucedido escondido en aquella habitación, pero hubo algo que no previeron, la pareja al vestirse con su vida de afuera para abandonar la habitación , se había confundido de prendas, él se había llevado su olor impregnado en su miembro, ella la sensación de su cuerpo caliente cubriéndola, él los gemidos de placer que ella producía y ella su mirada extasiada, orgásmica.
No había remedio, saldrían al mundo, harían su vida pero en ellos se reflejaría irremediablemente la certeza de estar plena y completamente vivos.
2 Comments
El corredor
Posted:Jan 13, 2012 4:57 pm
Last Updated:Jan 26, 2013 8:54 pm
4501 Views

Lo había visto corriendo por la marina día tras día, puntualmente a las 9:30 de la mañana , aquella mirada de complicidad que se intercambia con todos los corredores al cruzarse había sido nuestro único contacto, lo veía desde lejos con sus mallones negros pegados a sus piernas de corredor que dejaban adivinar su sexo acomodado a un lado y evidenciaban sus pantorrillas fuertes y bronceadas por la vacación, su playera marcaba su abdomen plano y de ella salían, fuertes, imponentes esos brazos musculosos que se movían vigorosos al ritmo de la carrera de sus pies, su mirada segura, viendo al frente y el sudor que resbalaba en su cara, brillaba en el cuello y enceraba la poca carne que dejaba ver, podía adivinar su música y verlo perderse en sus sonidos mientras la adrenalina del ejercicio recorría su cuerpo, era su momento.
Seguramente después regresaría a su hotel y se convertiría en papá y esposo, me lo imaginaba como anuncio de vacación, con su camisa polo, shorts kakis, niño en hombros, esposa a su lado, representando su papel a la perfección.
Esas imágenes invadieron mi mente aquel día cuando lo vi de lejos, perdida en mis pensamientos me olvidé de su inminente acercamiento, sólo recuerdo su hombro chocando con el mí, mi pierna atorada entre sus pantorrillas y segundos después yo en el piso con todo su cuerpo sobre mi, de pronto ese olor a sudor y perfume masculino y su humedad que se mezclaba con la mía, recuerdo sentir su miembro caliente sobre mi pierna que se iba endureciendo al contacto de mi cuerpo y sus manos que accidentalmente habían caído sobre mis pechos, los corazones latiendo fuertemente y las adrenalina de nuestros cuerpos atrayéndose entre sí cual imán.
no se cuantos segundos duró, pero fue como si el instante se hubiera eternizado, cuando pudo reaccionar se paró como pudo y me ofreció sus manos para ayudarme a levantar, su voz pedía perdón por el incidente pero su mirada tocaba obscenamente todo mi cuerpo, creo que mis ojos hacían lo mismo con él, mientras que mi mente buscaba en vano las palabras adecuadas para un momento así, nada salió de mi boca, ni siquiera la respuesta a su “¿estas bien?”, seguí mi camino, aunque le daba la espalda podía sentir su mirada calentando mi cuerpo mientras yo me alejaba, al tiempo que me alejaba ya iba pensando que hubiera pasado si me hubiera quedado, mil fantasías atacaron mi mente, calambres deliciosos recorrían mi cuerpo, mis piernas amenazaban con regresar a él, pero mi mente nunca se lo permitiría. No voltee para atrás, temía que una última mirada me convirtiera en estatua de sal.
0 Comments
VIDA DESPUES
Posted:Nov 14, 2011 7:28 pm
Last Updated:Jan 26, 2013 8:55 pm
4595 Views

Por fin lo logre, salir de ese cuerpo que envejece , que se marchita, que sufre, romper la monotonía de lo cotidiano y escapar a un tiempo suspendido.
A un tiempo aparte, secreto, que me permite ser otra, otras. Vivir, habitar esas fantasías, tocarlas, sentirlas, olerlas, conocerme y reconocerme una y otra vez. Ser libre.
Rasgo la maya de las reglas, los principios, las expectativas, los limites, y ya sin ataduras me entrego a la excitante tarea de buscar lo imposible, encontrar ese instante discontinuo en el futuro no existe, ese instante en el que se podría morir felizmente una y otra vez.
De pronto yo con un él desconocido, otro deseo, otra primera vez, vuelvo a ser virgen y me creo, me reconstruyo, nazco de nuevo de su mirada, de sus caricias, soy esa Eva saliendo de otra costilla, nueva, cambiada.
Oigo su voz suspirando en mi oído, erizando mi cuerpo, acompañada de su respiración que viene anunciando un deseo lejano, viejo, contenido que quiere salir sutil, pero impetuoso.
Su olor es nuevo, pero familiar, lo llevo soñando, deseando, desde siempre, lo arranco de su cuerpo y lo apreso en mi nariz, lo hago mío para no dejarlo salir jamás.
Mis manos, autónomas, sordas, no escuchan mas la voz de la razón y me sorprenden tocándolo, sintiéndolo, explorándolo.
Sus ojos tienen la fuerza de hacerme sensual, hermoso, perfecta, dejo de ser esa niña buena, ingenua que no dejó de tener 17 años y me convierto en mujer, esos ojos que testigo de mi deseo, de mis secretos, de esa yo desconocida que sale de no se donde y no piensa, solo siente, lo siente.
Cómplices en ese no momento, que parece lento y súbito a la vez, violento y tierno, prohibido y sublime, religioso, profesando esa infidelidad que nos hace fieles a nosotros mismos y nos deja sentir la vida recorriendo nuestra existencia, esa vida imperceptible y constante de pronto se vuelve evidente, hermosa.
Sus manos descubren mi pecho, mi vientre, siento su sexo duro, caliente, debajo de su ropa, queriendo salir, hacerme suya, ¡si supiera que estoy empapada! Lista para recibirlo adentro de mi, lista para implorarle que me posea, pero me contengo y lo voy desvistiendo lentamente, permito que el haga lo mismo, descubro sus colores, sus formas, sus imperfecciones y adivino su historia o la invento.
Descubro mi cuerpo desnudo frente al suyo, ¿vergüenza? ¿trasgresión? adrenalina, sus manos tocando mis secretos, profanándome, marcándome, deshonrándome sin pedir permiso, su sexo duro como flecha apunta desafiante, seguro hacia mi y yo deseo que me atraviese, sentirlo entrar y salir una y otra vez, lo atraigo hacia mi y lo siento deslizándose dentro de mi, mis gemidos comienzan tímidos y van subiendo de tono, creando una música nueva, irrepetible, anunciando mi incredulidad ante la posibilidad de tantas sensaciones juntas, esos gemidos que lo animan a seguir trabajando dentro de mi, denostándome de lo que eres capaz, el cielo deja de ser el límite, juntos creando un momento perfecto, irreal, habitándolo con todo nuestro ser, haciéndolo eterno, nuestro.
Y de pronto mi vida deja de ser aburrida, entro a esa jaula por voluntad propia, con la certeza de que soy libre para salir cuando así lo necesite.
El mundo se vuelve otro, parece pintado de nuevos colores, encuentro sensualidad en cada esquina, en la mano que rozo, en la mirada que me recorre, en los olores del mundo, en el tono de las voces. Un mundo excitante por el que yo caminaba ciega y hoy se revela ante mis ojos por primera vez.
1 comment
Mujeres ¿Qué foto es mas sexy?
Posted:Oct 10, 2011 3:29 am
Last Updated:Jun 9, 2014 9:40 pm
5847 Views

¿Qué foto prefieren recibir o ver en los usuarios?
Foto de ellos teniendo sexo
Foto de sus partes privadas
Foto sensual de su cuerpo sin enseñar partes privadas
Foto de su cuerpo enseñando partes privadas
Foto de su cara
9 Comments , 101 votes
Extasis
Posted:Oct 8, 2011 4:27 am
Last Updated:Jan 26, 2013 8:54 pm
5198 Views

Otra vez estoy aquí rompiendo todos los tabús, transgrediendo religiones, violando cualquier regla, tan solo por estar con él.
Y sin embargo me siento santa, bendita entre sus caricias que recorren mi cuerpo como si fuera una diosa, esas manos capaces de crear mundos en la tersura de mi piel, de tejer historias con el telar de mi pelo, pues van dibujando en mi cuerpo su razón de ser, el sentido de mi existir.
Mi cuerpo como un golem, va tomando la forma caprichosa que buscan sus dedos, y me tocan nuevamente por primera vez. Es en el pasear de su tacto que yo voy descubriéndome, creándome, experimentando sensaciones desconocidas, increíbles. Y en mi frente la palabra verdad, antes de convertirse en muerte.
Lo descubro mirándome, mientras sus manos trabajan, como niño sorprendido de su propia travesura, emocionado por la magia que es capaz. Y de pronto me reconozco en su mirada: una yo animal, una yo sin tiempo que sólo existe en él.
Mi única creencia es este cuerpo, que desplaza a todo lo sagrado para convertirse en mi bendición, y el comienzo se vuelve apocalíptico, todo comienza y acaba en él.
Cuerpo de hombre que se rinde ante mí, dominantemente dócil ante cada no de mis movimientos, luchando por someter, por ser sometido. Lo conozco todo, sé donde tocar para encenderlo y sin embargo me sigue sorprendiendo, me sigue encantando, y repito el rito conocido como si fuera la primera vez, y entre sensaciones nuevas, busco ese final mítico.
¡Uh! Por fin la perfección, el milagro de dos cuerpos que se hacen uno, danzando al mismo compás, con movimientos suaves, improvisados, completamente sincronizados, flotando en el tiempo y en el espacio, conectados con todos los sentidos, con el alma, para llegar a esa sensación, que se comparte, doblemente deliciosa, pues la disfruto en él y en mí, fugas, inalcanzable.
Ha pasado tan solo un instante y sólo queda la reminiscencia, un lejano recuerdo como el que pasa de generación en generación, y una duda ¿realmente sucedió?
Ahora que todo acabó me pregunto si es esa duda la única certeza de nuestra vida, si esa posibilidad de lo imposible es la que nos obliga a volverlo a intentar para saber si fue real, si es posible repetirlo. Ahora entiendo porqué nos volvemos fanáticos y este rito se convierte en nuestra única religión.
3 Comments

To link to this blog (shombra) use [blog shombra] in your messages.

 shombra 47F
47 F
June 2014
Sun Mon Tue Wed Thu Fri Sat
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
2
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
         

Recent Visitors

Visitor Age Sex Date
ice610428 59M9/22
intermark96  82M8/1
Passionall001 59M7/20
nuevoamericano 38M5/30
soytutentacion25  62M5/30
rb12128258M5/24
dkmx_oo 52M5/23
RobbertoGlz 50M5/20
SugarDaddyDomMex 57M4/28
Jack7_London742M4/27

Most Recent Comments by Others

Post Poster Post Date
Musa (8)guzanitoQRO
Jul 12, 2018 12:16 am
Habitación de Hotel (7)linternaverd1971
Aug 1, 2013 10:03 am
Principe azul (17)raulitoxtreme
Feb 20, 2013 10:11 pm
Mujeres ¿Qué foto es mas sexy? (22)rm_SULTANSOLO21
Sep 15, 2012 3:40 pm
El corredor (6)sexboytoyDF
Jan 14, 2012 8:25 pm
Extasis (15)maomao1935
Jan 8, 2012 8:39 pm
VIDA DESPUES (2)rm_ENORMECUARE
Nov 23, 2011 7:07 pm